domingo, 27 de septiembre de 2015

Pico de los Ibones

26 de Septiembre de 2015

Después de lo bien que lo pasamos el fin de semana anterior, teníamos ganas de más, Aunque esta vez, el sábado no pudo acompañarnos nadie más y el equipo estaba compuesto solamente por Belén y yo. En la zona de Bachimaña están los picos de Marcadau ó de la Muga, que son tres y que se recorren por la cresta desde su collado. Pero esto era lo planificado, más adelante os contaré que pasó para que tuviésemos que cambiar de planes.
Empezamos desde el Balneario de Panticosa un poquito tarde y es que cuando no te espera nadie te relajas... Bueno, pues eso, que empezamos pasadas las 9 y media. Subimos hasta el ibón de Bachimaña, que recorrimos por su margen derecha hasta llegar al cruce con el camino que sube a los ibones azules. Abandonamos la GR11 y seguimos la senda bien trazada que sube hasta el puerto de Marcadau. El problema vino cuando la senda pretende cruzar a la margen izquierda del barranco que desagua los ibones y el embalse de pecico. Que chorrazo de agua!!! Por esta fechas, finales de septiembre, aumentan los caudales del agua embalsada en altura y las torrenteras bajan con fuerza. Por el sitio ancho había que descalzarse y en el sitio estrecho había que tener buenas piernas y sobretodo mucha fe en alcanzar la otra piedra de un salto. Total, que son pasadas la una del medio día, no hemos llegado al collado, quedaba la cresta que no sabes el tiempo que nos iba a llevar y encima, la previsión de la tarde es que se iba a acumular nubosidad (cuanta excusa junta) así que nos lo tomamos de relajo y subimos a las inmediaciones del embalse de Pecico para disfrutar de sus vistas.
Enfrente la cuesta del Fraile. Los árboles nos anuncian el cambio de estación.
Llegando a ibón inferior de Bachimaña.
El pico de enfrente la Muga o Marcadau Sur.
Cascada que viene de los Azules
Cruzamos, éste de manera fácil.
Observando el Serrato al fondo. Esas aguas corresponden al ibón de Bachimaña.
Ya en el camino que lleva al puerto de Marcadau. Al fondo los lados de Bramatuero.
Así de furo bajaba el torrente del Pecicos.
Subimos hasta el ibón inferior de la presa, pero sin encontrar un sitio seguro por el que cruzar. Al fondo la Facha.
Mirando arriba veo un monte que se ve con claridad, un mojón de piedras en su cumbre y me escapo para arriba sin saber nada de lo que hay allá arriba. Se queda Belén y yo subo buscando alguna traza, pero más bien son espejismos. Voy trazando mi propio camino. La cosa se pone más inclinada y hay que superar una pequeña muralla ayudado de las manos. Salgo al lomo (por aquí bajaré mejor) también bastante inclinado con piedra suelta, pero que se sube bien, que recorro hasta llegar hasta el mojón. Pico de los Ibones (2713 metros) que veía desde abajo.
La lomera se ha estrechado en su parte final y las vistas son de vértigo a ambos lados del filo.
En azul, la ruta seguida, en rojo la recomenda para subir y bajar.



El lomo se estrecha
Cima con la Punta Zarra al fondo.



Empiezo a bajar con mucho cuidado porque está inclinado y es todo piedra suelta. Apuro la lomera todo lo que puedo, hasta que me echo a la izquierda para volver donde me espera Belén para comer.
Las nubes empiezan a cubrir el sol y el día empieza a refrescar, así que aun bien abrigados, nos detenemos poco tiempo. Bajamos directos en busca de la senda que habíamos abandonado, para recorrer de nuevo los ibones de Bachimaña y bajar de nuevo hasta el coche. La cresta de Marcadau queda pendiente para otro día.
Serrato y embalse de Bachimaña superior

Las nubes negras empiezan a cubrir el cielo sobre Bachimaña.
Ruta seguida

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Llena Cantal (La Sarra - Balnenario de Panticosa.)

20 de Septiembre de 2015

Ramiro bajando del Llena Cantal con Respomuso abajo.

Aunque la idea inicial para subir al Llena Cantal, era subir por el mismo sitio (desde la Sarra), se nos ocurrió, que ya que estábamos en el Balneario de Panticosa para pasar la noche, ¿por qué no hacíamos la ruta de manera lineal, bajando por otro sitio haciendo combinación de coches?  Pues así lo hicimos, tal y como dice el título de este post.
Dejamos dos coches en el Balneario y con los otros dos, nos desplazamos a la Sarra, punto de inicio de nuestra excursión de hoy. Esta vez somos diez los que salimos a las 8 en esta fresca mañana de domingo. La ruta no tiene ninguna dificultad en cuanto a orientación, pues sólo debemos de seguir las marcas rojas y blancas de la GR11 que remonta el río de Aguas limpias por su margen derecha. Llegados a la presa de Respomuso, la subimos pasándonos a la margen derecha donde ya podemos divisar nuestro objetivo. Por aquí se ganan 10´ que yendo por la senda del refugio. Pasamos las laderas de Sanchacollons y Musales hasta llegar a la cola del embalse. Aquí conectamos de nuevo con la GR11 que gira S.E. para remontar el valle de Llena y llegar hasta su ibón. Enfrente tenemos el imponente pico de Tebarray y a la izquierda pico Campo Plano. En medio el pico Llena Cantal. Bordeamos por el Oeste el ibón y seguimos por la senda que ahora se convierte en pedrera hasta que llegamos a la cota 2520 mts, que abandonamos la GR11 y nos desviamos hacia el Llena Cantal, siguiendo marcas de pintura roja y mojones. Se va llevando bien, aunque ya se empieza a poner dura la excursión. Llegamos al ibón helado, de los muy pocos, que aún en septiembre guarda hielo y nieve. Recogemos los bastones y nos colocamos el casco. Seguimos subiendo superando un contrafuerte y entrando en la primera canal. Nos ayudamos de las manos para progresar y con presas muy buenas. La cosa empieza a coger ambiente. Al final de la canal, viene lo más difícil: una pequeña travesia en diagonal marcado con hitos y que está algo expuesto (algún paso de +I), que nos deja en la inclinada canal final que sube hasta la cumbre. Las vistas son de primer orden y divisamos a nuestro alrededor todos los grandes: Vignemale, Balaitus, Frondiellas, Palas, Arriel, Midi, Telera, Infiernos, Tendeñera, Perdido, Astazus.
       Marcado con flecha el Llena Cantal desde el refugio de Respomuso en foto prestada de mi compi de curro David:   "Si subiendo la cosa se pone dificil, es que te has equivocado de camino"                         
Bordeando por el sur la presa de Respomuso
Facha, Campo Plano y Llena Cantal a la derecha.
Dirección sur cogiendo de nuevo la GR11 entrando en el barranco de Llena Cantal
Dejamos a nuestras espaldas el macizo de balaitus
Poco antes de llegar al Ibón de Llena Cantal. A la izquierda el Pico y al fondo Tebarray.
Entramos en la pedrera. A la altura del resalte, herboso parte la subida al Llena Cantal
Ibón de Llena Cantal y macizo de Balaitus al fondo.
2540 mts. aquí parte el desvío con marcas rojas y mojones.
Ibonet de Llena Cantal. Linea en diagonal, la senda que cruza la pedrera al collado de Tebarray con su pico.
Nos cruzamos con dos montañeros que bajan. Pico Piedrafita e ibón chelau.
Empezamos con el contrafuerte.
Camino de la primera canal.
Se sube bien con buenas presas.
Entrando en diagonal a la segunda canal
En la seguna canal (foto de ramiro)
Llegando a la cumbre. Al fondo los Infiernos (foto de ramiro)
Selfie de cumbre (con palo, claro!)

Nos hacemos las fotos de rigor y comemos. La bajada la haremos con cuidado y pendientes de no tirar piedras. De cara al valle, impone mucho más que a la subida, por lo que hay que ir con mucho tiento buscando buenas repisas y no resbalar. Llegamos al ibonet de llena Cantal donde reagrupamos. Tres integrantes del grupo deciden bajar a la Sarra mientras que el resto, seguimos con nuestro objetivo de bajar al Balneario, que aunque tengamos más metros de desnivel, resulta más corto. Subimos un par de terrazas herbosas hasta dar con una senda que habíamos divisado desde arriba y que nos lleva sin perder altura, hasta la inclinada canal final del collado de Tebarray en tan sólo 20´desde el Ibonet. Bonitas vistas desde el collado con el ibón abajo. Recorremos la marcada senda de nuevo por la GR11 sobre pedrera hasta el cuello del Infierno y empezamos a bajar en una bien trazada senda. José Luis va delante, como en toda la excursión, y tira del grupo a sabiendas de que podemos dar más. Algún pequeño descanso para que nadie quede rezagado y poder coger agua. Seguimos bajando por los ibones azules y el embalse de bachimaña. Entramos en la cuesta del Fraile dejando a la izquierda el refugio de los ibones, para recorrer el barranco de Calderés hasta el Balneario. 

Bajando con cuidado
Bajamos un poco más y de nuevo el paso diagonal.
Paso diagonal. Buenos agarres pero con algo de patio.
Bajando sobre el contrafuerte con el ibón Chelau que dejaremos a la izquierda.
Pedrera que cruzamos en busca del collado de Tebarray. Atrás dejamos el Llena Cantal
En busca del collado de Tebarray para conectar con la GR11.
Llegando al collado de Tebarray
Ibón de Tebarray. Por la pedrera hasta el collado del Infierno donde vemos su pico y su glaciar.
Bajando en busca de los ibones azules.

Ibón azul inferior.


Ibón de Bachimaña
Tiempos (cotejados con datos de Ramiro y míos) con paradas incluidas:


La Sarra 8:00 (1434 mts)

Desvío Ibones Arriel 9:00 (1780 mts)

Embalse de Respomuso 10:10 (2110mts)

Desvío a bco.llena cantal 10:45

Ibón de Llena Cantal 11:35 (2440 mts)

Desvío a pico Llena Cantal 12:00 (2540 mts)

Ibón chelau 12:30 (2743 mts)

Cima 13:15 (2956 mts)

Comienzo descenso desde cima: 13:50 (2956 mts)

Ibonet/desvío a collado Tebarray – 14:30 (2621 mts)

Collado del Tebarray – 15:00 (2782 mts)

Cuello del Infierno – 15:10 (2721 mts)

Ibones azules (superior) – 15:45 (2420 mts)

Ibones azules (inferior) – 16:00 (2380 mts)

Cruce senda a Marcadau – 16:15 (2350 mts)

Embalse de Bachimaña/Refugio – 16:45 (2200 mts)

Balneario de Panticosa – 18:00 (1636 mts)




viernes, 4 de septiembre de 2015

Anayet

29 de agosto de 2015

Que mejor entorno que el Anayet y sus lagos para reencontrarse con la montaña. Carol tenía muy claro que en una de las visitas en verano, un día, lo iba a dedicar en exclusiva a hacer una excursión en el Pirineo. Su Pirineo. Aunque a ella no le importaba no hacer cumbre, sino solamente disfrutar de una andada en el Pirineo, hacer una cumbre, era la mejor manera de ponerle la guinda al día, así que pensé en un recorrido que no fuese muy largo y que, físicamente, no fuese muy exigente, además, debía sobresalir por su  belleza. El Anayet reúne esas características.
Reflejos sobre las aguas de los ibones de Anayet.
En la carretera que sube al Portalet y a tres kilómetros antes de llegar a la frontera, se encuentra el Corral de las Mulas (1625mts), nuestro punto de partida. La zona para dejar los coches se encontraba a tope, indicativo de lo que nos íbamos a encontrar. Tranquilos! monte hay para todos. Nos cambiamos de calzado, y mientras, valoramos meter en la mochila la equipación para ferratas, para pasar con más tranquilidad un paso en roca algo expuesto y equipado con cadena. Carol, vistiendo de trail-running y con esa mini mochila, ¿dónde va a meter el arnés y los disipadores? Así que los dejamos en el coche, confiandos en que la decisión no nos prive de hacer cumbre. Los primeros 25´, se andan por una pista asfaltada que se encuentra cerrada con barrara y que llega hasta el parquin de la estación Anayet-Formigal. Aquí cogemos una senda con  marcas rojas y blancas de la GR-11 (sur), que se adentra en el barranco de Culivillas. Después gira hacia el Oeste, hasta los ibones ibones de Anayet. Mientras vamos llegando, el Anayet va emergiendo más y más grande en el horizonte. La visión, con nuestro altivo objetivo enfrente, es espectacular. Durante la subida nos hemos cruzado alguna familia con niños pequeños que han pasado la noche acampados en este idílico lugar.(1 hora 30´ desde la salida)
Remontando el barranco de Culivillas.
Nos acercamos al llano de los ibones de Anayet...
... y poco a poco, va emergiendo nuestro objetivo. El pico Anayet.
 Para pasear, andar, correr, saltar, conversar, jugar, besar... me suban aquí. Al fondo el Midi d´Ossau.
Remanso de agua y paz.
Finales de agosto y todavía verde. Al fondo el Arroyeras.
No paramos, ya que lo haremos al bajar con la faena hecha y vamos hacia el collado (2404mts de altitud y 40´ desde los lagos) que separa el Vértice del Anayet. Por aquí, alguna vez hemos pasado ¿verdad? aunque estaba algo más blanco...
Vamos en dirección norte por la espalda de la montaña, para pasar a una zona colgada de color rojizo otra vez en la vertiente de los ibones. Seguiremos después por tierra suelta hasta la principal muralla rocosa de la montaña. Aquí viene lo más complejo de la excursión y por lo que íbamos a traer el arnés. Ayudados por una cadena, recorremos por piedra (ojo si está húmeda) la muralla en diagonal, que finaliza en un escalón de un metro, que superamos sin problema. Salimos a la izquierda a una chimenea con trazas de senda que asciende hasta la cumbre del Anayet con 2545mts. (40´más desde el collado). En algún momento nos ayudamos con las manos y siempre atentos a alguna piedra que pueda caer de arriba.
Aunque desde abajo, la cumbre parece puntiaguda, la cima es amplia y nos juntamos un montón de gente arriba. Balcón espectacular para echar un bocado, disfrutar de las vistas y hacer el pavo tirándonos unos selfies.
Llegando al cuello de Anayet.
Ya en el cuello de Anayet. Transición de lo herboso a lo pétreo.
Progresamos por esa tierra roja hasta que la pared nos cierra el paso.
Paso de la cadena. Húmedo, puede resultar peligroso.
Entrando en la canal. Expuesto, pero su progreso es seguro y fácil, en buena piedra.
Aquí ando yo! siguiendo a Carol.
En la parte final se abre y se pone más fácil.
Compartir una cumbre, es lo mejor que te puede pasar en un día.
Compartir una cumbre con una buena amiga, es de lo mejor que te puede pasar.
Vista a Canal Roya desde la cumbre.
Nos vamos para abajo  por donde hemos venido y nos encontramos algo de tapón en el paso de la cadena. Comentamos, que de bajada, nos ha resultado menos impresionante que de subida. Abajo en los ibones, nos acercamos alguna manada de caballos que están pendientes de sus crías. Nos bajamos al ibón inferior de Anayet que está mucho más tranquilo y al que apenas,   a comer y echar una mini siesta antes de retomar el camino del barranco de Culivillas de bajada al coche.
Bajando por la canal.
¿Nos hemos puesto de acuerdo en baja a la vez?
¡Orden! que nadie se ponga nervioso.
De bajada llegando al cuello. Enfrente el Vértice de Anayet (2559mts).
La mujer que ama a los caballos.

Siesta en el ibón bajo. A éste no baja (casi) nadie.

Si estos paisajes te han gustado y quieres que sean conservados y cuidados.
Firma aquí: Por el reconocimiento de Canal Roya, Anayet y la Partacua como Parque Natural.
Ruta seguida.
En el Pirineo también hay pulpo. Brindemos por la amistad y por la montaña.