domingo, 8 de enero de 2017

Ermita de la Virgen de Morillo

1 de Enero de 2017
Qué mejor manera de empezar el año marchando de excursión y en buena compañía.
Borda a las afueras de Broto.
Hemos pasado la nochevieja en Torla. A media mañana, cuando el cuerpo empieza a asimilar el cambio de año, pensamos hacer una excursión por la zona. Requisito fundamental: Que no sea larga y que discurra por sol. Así que vamos a Broto para subir a la Ermita de la Virgen de Morillo. El itinerario no tiene pérdida, pues solo hay seguir las marcas de PR-HU 128 que salen justo enfrente del hotel Pradas, subiendo por una calle con cartel indicativo a la Torre de la Cárcel, y en la que, rápidamente, giraremos a la derecha para salir del pueblo de Broto y entrar en la senda. Pasaremos junto al Portón de Murillo, ese sitio donde a Berta no le importaría que le invitasen a pasar un fin de semana... Aquí es donde debemos tomar la decisión de subir a la ermita por el camino de Sarratieto o por el camino de la Caña. Nosotros elegimos este último por ser más suave en el trazado y porque se encuentra mejor orientado para cargar pilas al sol. La senda, en un principio traza una diagonal SO pero al llegar al barranco de Arán, gira a la izquierda, en busca de la divisoria entre el barranco y el valle. Es muy cómoda e ideal incluso para recorrerla con niños. En una hora (a buen ritmo) llegamos a la ermita, que se encuentra como anclada en la ladera. Una vez aquí, no debemos ser vagos, merece la pena ampliar 15 minutos la excursión y subir a Punta Mayo, estupendo y soleado mirador del Valle de Broto, siguiendo ahora los mojones.
Comenzamos por la senda de las Cañas. Bajaremos por Sarrieto (izq)
En mitad de la subida,  los dos caminosse juntan  en uno para subir a la ermita
Vista "aérea" de Broto y del salto del Sorrosal, en sombra.
Ermita de Morillo
Foto de grupo en la Punta Mayo. Al fondo, Ordesa.
📷 Inma🏃Ana 🏃 Berta 🏃 Belén 🏃 Manolo.
Esto es empezar el año con fuerza!
Después de hacernos unas fotos en la Punta Mayo, bajamos a la Ermita a comer, que aunque su parte soleada está inclinada, es la más resguardada del fresco. Después de una pequeña siesta, emprendemos la bajada, pero esta vez la vuelta la realizaremos por Sarratieto, mucho más umbría e inclinada que por donde hemos subido, al estar bien metido en el bosque. ¡¡¡Una maravilla!!!
Empezando la bajada. El Sorrosal de fondo.
El bosque de Sarratieto.
Llegando a Broto.
 Broto ya está en sombra.
Aprovechando que estamos cerca y que se llega en menos de 10 minutos, nos acercamos a visitar el salto del Sorrosal.
Foto de grupo el Sorrosal.
Ruta seguida

viernes, 6 de enero de 2017

Sierra de la Corona

26 de diciembre de 2016
Vi esta salida en el Blog Una Huella en la Nieve. Me pareció bien facilita y pensé que sería una agradable excursión por el monte.
Esconjuradero e iglesia de Asín de Broto
Después de las comidas y cenas navideñas, no podía desaprovechar este lunes festivo para marchar a tomar algo de sol a la montaña y, de este modo, escapar de las nieblas del valle. No se lo había propuesto a nadie, pero Berta me mandó un whatsApp preguntándome si pensaba salir y le expliqué mi plan, que aceptó encantada.
Subimos con el coche hasta Asín de Broto, aparcándolo a la entrada de éste, porque circular en coche por los pueblos me da una fobia... Sabes entrar pero no sabes cómo vas a salir. Damos un paseo por las calles de Asín viendo sus casas solariegas y parándonos un rato en el esconjuradero junto a la iglesia. Desde aquí buscamos las marcas de color blanco y amarillo de la PR-HU 118 que, por recuperado sendero y después por la pista que lleva a Sasé, nos dejará en la Ermita de San Mamés (30´ desde Asín), siempre sin abandonar las marcas de pintura. La Ermita es un buen mirador de Fiscal y de la Peña Canciás, además de un lugar bien soleado por su orientación al Sur. Las llaves, si queréis visitar su interior, creo que se pueden pedir en Casa Notario.
Se está de maravilla a la solana, pero debemos seguir la marcha. Para eso volveremos a la pista y la seguiremos siempre en sentido ascendente, ya sin dejarla, pues nos alzará hasta el cordal de la sierra, muy cerquita de la Punta Aguilar (25´ desde la ermita). Yo me acerco en 5´ hasta ésta llamado por una media esfera de color verde... que no consigo saber para qué sirve. Vuelvo en busca de Berta y recorremos el cordal hacia el Sur y siguiendo por la pista, que en el algún tramo se pone bien pendiente. Ganamos altura en un par de lazadas rodeando el Faballons, que dejaremos a nuestra derecha, para llegar hasta un colladito, dejando el Faballos a nuestras espaldas. Seguimos al norte para llegar en 45´ desde el comienzo del cordal, hasta el Sueiro (1954 mts) y con vértice geodésico. Nos ha costado casi 2 horas a buen ritmo.
Peirón a la salida de Asín de Broto con el desvío a Fiscal.
Camino que sube a la parte alta del pueblo.
Ya vemos la Ermita
Ermita de San Mamés. Al fondo, Peña Canciás.
Se ve la pista que lleva a Sasé. Abajo, el pueblo de Fiscal.
Ya en el cordal, el Faballons en primer término y Sueiro a la derecha.
La pista nevada que llega hasta el collado antes de empezar a bajar.
Enfrente, Punta Corona y a su derecha el Sueiro (vértice geodésico)
En la amplia cima del Sueiro. Detrás Taillón, la Brecha, Cilindro, Perdido...
El Sueiro no decepciona a las espectativas y las vistas son espectaculares. De izquierda a derecha, desde el Telera a Peña Montañesa pasando por Sabocos, Tendeñera, Otal, Taillón, Monte Perdido, Cotiella, Turbón... Un buen mirador a las caras Sur del Pirineo central. La vuelta la realizamos por el mismo camino, pero visitando por el cordal la cima del Faballons y bajando hacia el Sur en busca de la pista que nos lleve de vuelta a Asín de Broto. Nos ha costado bajar 1h 30min.
Desde el Sueiro, el cordal a la punta Corona y el Faballons (izq)
Hacia el Sur, bajando del Faballons a la pista.
Ya vemos el pueblo de Asín de Broto.
Pinchando, el track seguido.
Os recomiendo visitar este PDF de un itinerario propuesto sobre el Románico en el Alto Gállego y el Valle del Ara

martes, 13 de diciembre de 2016

Bataillence

9 de Diciembre de 2016
Elegimos este pico al que se accede desde la boca norte del túnel de Bielsa, buscando la nieve suelta que las orientaciones norteñas todavía guardan, pero...
Llegando al Bataillence.
La realidad es bien distinta. Unas precipitaciones en forma de lluvia días atrás con las que no contábamos, han hecho que tengamos que poner cuidado en la ascensión a esta cumbre catalogada a priori como fácil. Ramiro y yo hemos salido desde Zaragoza esta misma mañana, y llegamos a Parzán pasadas las 9 donde nos está esperando Carlos. La tienda de alquiler de esquís, así como el bar de la gasolinera, se encuentran muy animados. No tenemos prisa y decidimos desayunar algo antes de reanudar la marcha a la boca norte del túnel de Bielsa (1810mts), donde empezamos la excursión pasadas las 10:30 de la mañana.
En la primera parte, hasta que nos adentramos en el barranco, nos encontramos la nieve muy dura y con piedras aflorando en el fondo del barranco, así que, para no sufrir más de la cuenta, salimos con los crampones puestos. Alcanzamos la zona de escalada en hielo (bastante concurrida, por cierto) y aquí ya nos ponemos los esquís. Nos dirigimos por la margen izquierda del barranco hacia el sur, como en busca del puerto de Barrosa y el pico Marioules (apunta circular Ramiro! 💭) El barranco desaparece, es entonces cuando cambiamos de dirección hacia el Este de manera suave en busca del collado de Bataillence. Antes nosotros hemos hecho una travesía a media ladera para no perder altura, aunque bien podríamos haber entrado a cota más baja para evitar este flanqueo bajo la cresta del Bataillence. Poco antes de llegar al Puerto (2466mts), giramos hacia la derecha (SO) en busca de la cumbre del Bataillence (2602mts). Nos lo hemos tomado con mucha calma y nos ha costado 3 horas. Estamos 1 hora en la cumbre calentándonos al sol que no hemos podido disfrutar en toda la umbría subida. Por eso, y porque, además, uno de los cangrejos de la fijación no quería abrirse de manera convencional y que casi me obliga a bajar con el cierre a tope de presión 😱.
Saliendo del parking de la boca norte del túnel de Bielsa.
Por la margen orográfica izquierda del barranco.
A nuestra izquierda, las cascadas de hielo.
La nieve a trozos dura y de color marrón por culpa de la lluvía de días atrás.
Vamos en busca del Puerto de Bataillence
Ganando altura suavemente con el Garlitz de fondo.
Sin perder altura, vamos en busca del Puerto (izq), el Bataillence en medio y, a la derecha, la pala que esquiaremos.
Subiendo poco a poco a la divisoria que nos llevará al pico
Carlos señalando las cumbres que nos rodean.
Llegando al lomo del Bataillence
Con el Garlitz detrás y el Puerto de bataillence abajo.
Foto de cumbre ¡al sol!
Para coger la bajada, deberemos esquiar en dirección Oeste por la divisoria, primero al norte y luego un poco al sur, en busca de una colladito que nos deja en el comiezo de la gran pala norte de la cresta del Bataillence. Inclinada pero sin peligros, disfrutamos de la nieve, que está algo dura y que esquiamos con cuidado para no romper su hegemonía. Vamos buscando las trazas de subida, para esquiar por las zonas seguras y que la emoción nos nos lleve a meternos por alguna canal poco esquiable.
Dejando atrás el Bataillence en busca del collado.
Pala que esquiamos con el Garlitz al fondo.
Carlos en primer término
Ramiro le sigue.
En busca del barranco para cruzarlo por su parte alta.

Seguimos bajando ahora al norte
Vista al Marioules desde el comienzo del barranco

domingo, 27 de noviembre de 2016

Pusilibro

13 de Noviembre de 2016
Cualquier excusa es buena para visitar el magnífico castillo de Loarre y su entorno, pero hoy nosotros subiremos al Pusilibro, el monte más alto de la sierra de Loarre. Aunque al llegar hacia un fuerte viento y la sierra estaba oculta de espesas nubes, el tiempo fue mejorando hasta poder disfrutar de un buen día.

El pico de los ovnis! Sí, sí, así es como le llaman algunos al Pusilibro o Puchilibro, después que a finales de los años 70 hubiese varios avistamientos de un objeto de gran tamaño con tonalidad rojizo - anaranjado sobre los montes de la zona. De esto hace ya unos años y siempre con nocturnidad, así que nosotros vamos a ir sin complejos. Allí nos están esperando Pilar y Jorge de 9 y 7 años, junto con sus padres, para hacer esta bonita circular muy recomendable para grandes y pequeños.
La senda arranca desde el parking del castillo de Loarre hacia el N.E. internándose rápidamente en el bosque. Más arriba saldremos a la pista de Loarre a la Paul de Ainés, que andaremos unos metros hacia la derecha para seguir subiendo por un sendero al N.E y entre erizones. Alcanzando la cresta, viraremos 90º a la izquierda hasta llegar al cruce que desciende hacia el repetidor. Una vez aquí giramos al Norte hasta llegar a la cima (1h 50´con paradas).
El castillo de Loarre
Internándonos en el bosque dejando atrás el castillo
El Castillo con la hoya de Huesca.
Caminando entre el bosque
Cruzando la pista
Recorriendo la arista
Una paradita antes de continuar.
Ya muy cerca de la cima abriéndose paso la senda entre erizones.
Ya en la cima, dejamos nuestro recuerdo en el cuaderno de firmas.
Volvemos por el mismo sitio hasta el cruce al repetidor que es por donde descenderemos. Al principio baja algo fuerte y en días de lluvia puede estar muy embarrado, como fue nuestro caso, pero más adelante se suaviza haciendo zig-zags entre los bojes.Cruzamos una pista y seguimos bajando ahora entre el pinar hasta llegar al plan de Lungas. Dejamos una balsa a nuestra izquierda e iremos en busca de un refugio forestal hacia nuestra derecha, abandonando la pista. Muy importante seguir esta última indicación porque cuesta seguir las marcas de PR. Una vez en el refugio, vamos en dirección S.O siguiendo los postes de alta tensión para descender hasta la misma senda por la que hemos comenzado la excursión. Antes, no os perdais las vista del castillo desde unas peñas por las que pasaremos. (2h con paradas)
De nuevo en el cruce antes de bajar por el sendero del repetidor.
Entre el boj, en busca de la cresta occidental del Pusilibro.
Bonitas vistas
Caminando por el plan de Lungas