jueves, 20 de julio de 2017

Picos Marcadau Norte y Marcadau Sur

24 de Junio de 2017
Primer día (si no me engañaron) de la temporada para Berta y Ramiro, demostrando que la transición de la nieve a roca es algo traumático, pero que unas pocas horas se supera.
El fotogénico llano antes de vuelta a Bachimaña.
En septiembre de hace dos años ya tuve una tentativa, con Belén como acompañante, de hacer esta no difícil cresta que une el Marcadau Norte con el Marcadau Sur. Pero el abundante caudal soltado desde Pezicos nos hizo desistir a la hora de cruzar el río, aunque como consolación, se subió al pico de los Ibones.
Aun habiendo madrugado, el Balneario se encuentra a tope de coches debido a un bodorrio celebrado en las partes nobles de éste. Por la nubosidad solapada a las montañas, la jornada no pinta demasiado bien y, según avance el día, podría desencadenarse alguna tormenta. Así que yo no empiezo con excesivo entusiasmo. En 1h 15´ hemos remontado el barranco y superado la famosa cuesta del Fraile hasta la pequeña presa de Bachimaña. Apenas paramos por si la tormenta se quiere presentar a una fiesta a la que no está invitada. En media hora hemos recorrido los ibones de Bachimaña y cruzado el desagüe de los Ibones Azules aunque no todos con la misma rapidez, y es que nos empeñamos en inventar pasos fuera de los evidentes que nos marca el camino... Dejada atrás la bifurcación de los Azules vamos subiendo a media ladera dejando abajo el ibón superior de Bachimaña. Superado un muro por el que discurre agua y en el que paramos a rellenar, aunque abunda en todo el recorrido, llegamos a un pequeño llano herboso, generalmente húmedo al recibir el agua de un helero que se encuentra algo más arriba. Pasado este llano, descendemos hacia el barranco para cruzarlo. La última vez que traté de hacerlo, ni Belén ni yo tuvimos el valor suficiente de saltar el "mangazo" de agua. Esta vez la nieve cubre su curso y nos sirve de puente con la otra orilla. Una vez en la margen izquierda vamos ya en busca del puerto de Marcadau (2.541mts) y que alcanzamos tras algunas lazadas. Un cartel nos recuerda que estamos en la frontera con Francia y que si cruzamos se entra en el Parque Nacional de los Pirineos Franceses. No hace calor y el viento, a rachas, sopla con fuerza. Tras una pequeña parada ascendemos de manera fácil dirección Este para coronar la primera cumbre, el Marcadau Norte con 2.676 mts. (4 horas desde el Balneario.)
Encarando la cuesta del Fraile.
En busca del ibón superior de Bachimaña.
Dejamos el desvío a los Infiernos y los Azules.
Dejando abajo Bramatuero y Bachimaña. Que grande el Serrato ¿no?

Ramiro me sacó esta foto con pose muy natural...
Entrando en la cuenca de los Marcadau. Haremos la cresta de izquierda a derecha.
Muy parecida a la anterior. Llegando a puerto de Marcadau. A tiro piedra el Marcadau Norte.
Foto cimera del Marcadau Norte.
 Continuamos hacia el Marcadau Sur. Para ello recorreremos la arista, pero no siempre a plena cresta, sino un poco escorados hacia el lado español, subiendo y bajando levemente buscando los pasos más seguros. Aunque no hay mojones, seguirlo es fácil e intuitivo. A veces es necesario apoyar las manos. Solo hay un paso más delicado, donde hay que destrepar con mayor atención, un poco antes del collado que precede a la última rampa al pico Marcadau Sur. Ramiro ya nos está esperando arriba, demostrando que yendo por debajo de la cresta y andando sobre la pedrera, se ahorra algo de tiempo. Ya en la cumbre, viendo que a pesar de los amagos el día aguantará seco, disfrutamos de las bonitas vistas que tiene este mirador.
Mirando al Marcadau N. Ya llevamos un trecho de cresta.
Nos queda un trozo más.
Berta parece disfrutar. Con cuidado por el viento racheado.
Si la cresta se pone mal, bajamos unos metros hacia el lado español.
Ya superado el trozo peor, queda lo fácil pero habrá que sudarlo.
Abajo el ibón de Pecico. Al fondo, los Infiernos.
Siempre viene bien asegurar con las manos.
Ramiro, Berta y yo.
La bajada la realizaremos de manera más directa por la pedrera. Los bastones y el ir sin prisas, serán nuestras armas en esta fuerte bajada hasta alcanzar la senda del puerto de Marcadau. Link de David Naval.
Bajando con cuidado.
Abriendo el panorama, la cuenca de los Pecicos dominada por la Gran Facha.
Ya en la senda. Esta vez posando con más naturalidad si cabe.😊
Dejamos atrás el Marcadau, que nos ha hecho disfrutar de un buen día.

lunes, 10 de julio de 2017

Faja de las flores

18 de Junio de 2017
Hacía muchos años que no recorría la Faja de las Flores y las Clavijas de Cotatuero. Esta era una de esas excursiones que tenía pendiente con Belén sí o sí, pero eso de ir suspendida en el vacío por unas clavijas, le echaba para atrás. Por fin los astros 🌟🌟 parecieron alinearse...
♪♫ Woodkid - I Love You ♪♫
La fajeta de Salarons
Ignacio me dice que ha dejado la salida en manos de Carlos, que quiere hacer algo por Ordesa antes de que pongan los autobuses. Lo llamo y me dice que había pensado en la Faja de las Fllores. ¡Vale! Esto lo tengo hablar en casa para ver que piensa Belén y me dice que sí, pero con la condición de subir por Cotatuero y bajar por Salarons. Carlos siempre lo ha hecho en sentido horario pero no pone pegas para hacerlo en sentido inverso. Pensando en comprar pan, hacemos una  parada en Broto, pero está todo cerrado y ya pasan de las 8:30. Menos mal que en Torla se mueve algo y los comercios están abiertos. A las 9 ya estamos en la pradera. Salimos por el camino de Soaso que sube al fondo del valle de Ordesa y al pasar por el crucero de la Virgen del Pilar, cogemos el de la izquierda que remonta el valle de Cotatuero entre un tupido bosque de pinos y abetos. Me llamó la atención la cantidad de ellos cortados y que sus troncos no habían sido retirados. En 1h 15´ ya hemos salido del bosque y el camino ya se empieza a poner más escarpado. Al otear el tramo vertical con clavijas, paramos a colocarnos los arneses. Subimos este primer trozo estirando a veces la pierna un poco más de la cuenta, hasta llegar a una roca llana donde empieza el paso horizontal, otro pequeño tramo de 2mts verticales y otro tramo horizontal. Además de las clavijas, existe una sirga bien colocada por la que pasamos nuestras líneas de vida. Los pasos son aéreos aunque no entrañan dificultad, y si además llevamos puesto el arnés, podemos hasta disfrutar de este pasaje 😝
Superadas las clavijas, pasamos junto a la cascada de Cotatuero y mientras disfrutamos de las vistas, nos vamos quitando el arnés. Subimos un escalón y llegamos a un verde llano atravesado por los caudales que descienden de la parte alta. Nosotros nos desviaremos a la izquierda siguiendo el curso de un torrente. Algunas placas metálicas del parque nos indicarán que el itinerario es el correcto. Dejaremos a nuestra izquierda la faja blanquera, bastante expuesta y que discurre paralela por debajo de la faja de las flores, por lo que debemos seguir subiendo. Al salir de una canal, por fin llegamos a la faja que nos ocupa. Sabréis que habéis llegado porque llevaréis en torno a tres horas de marcha, más de 1000 mts de desnivel y sobre todo, porque no habrá nada que se interponga para ver el Taillón, Brecha, Casco, Marboré, Cilindro y Monte Perdido.
Caminando por el valle de Cotatuero
Saliendo del bosque
Comenzando las clavijas.
Belén y Carlos
Superado el tramo vertical, viene el horizontal protegido por una sirga.
Pese a los temores iniciales, Belén parece que no lo está pasando mal.
¡Ya hemos superado las clavijas! Ignacio, Delfín, Fran y Belén.
Vergel en lo alto del circo de Cotatuero.
Vista atrás
Subiendo por la canal. ya muy cerca de la faja, los anfitriones de este lugar nos esperan.
Subiendo por la ancha canal.
Ya muy cerquita de la faja.
Ya hemos llegado. Taillón, Brecha, Casco, Torre de Marboré al fondo.
También Cilindro y Monte Perdido.
La faja es una estrecha senda con entrantes y salientes a la montaña que, sin dificultad en sus casi 4kms de longitud, domina desde lo alto el valle de Ordesa. Nos lo tomamos con bastante calma disfrutando de las maravillosas vistas. Si el Valle de Ordesa es de lo más bonito de los Pirineos, la faja de las flores es la mejor manera de recorrerlo y disfrutarlo. Nos hemos entretenido tirando fotos y hasta hemos parado 1h para comer.
Primera parada para contemplar abajo el circo de Cotatuero.
La senda es en todo momento cómoda, casi llana y fácil.
Fran en uno de los salientes, con cilindro y Monte Perdido al fondo.
El valle de Ordesa.

Caminamos al Oeste
Pero también echamos la vista atrás.
Pasamos por la vertical del la pradera llena de vehículos.
Desde lo alto se aprecia las sendas que va ala fajeta y la que va a las clavijas.
Aún nos queda un poco más para salir al barranco de Salarons.
Sí, sí, la faja discurre justo por encima de esos cortados.
Ya vemos el Pico Salarons y antes de éste el barranco.
La faja acaba en el barranco de Salarons (4h 45´), donde empezaremos el descenso. Hay dos maneras de bajar al circo: o bien por las clavijas, algo más corto, o por la fajeta, algo más largo, a la vez que mucho más espectacular. Es por donde nosotros elegimos bajar. La senda parace que a ratos se pierde y nos lleva directamente al fondo del barranco, pero se sigue hasta que nos deja en la fajeta, un estrecho sendero colgado que recorre en horizontal parte del circo hasta dejarnos en la parte más segura de éste. Desde aquí, el sendero sigue bajando en una gran zeta hasta que cruza el barranco, junto al desvío (6h 15´) de la faja de Racón. Una parada para coger agua y emprender el último descenso ya por el bosque hasta casa Olivan, junto a la carretera, a 200mts al Oeste de la Pradera donde tenemos aparcado el coche (7h 15´).
Vamos bajando, Enfrente dejamos la faja.
Seguimos bajando en busca del sendero que nos lleve a la fajeta.
El sendero parece que nos quiere echar al fondo del barranco.
Con cuidado de no "escurrirse"
Ya caminamos sobre la fajeta.
Bajando de la fajeta para coger la senda herbosa
que nos lleve hasta la pradera.