lunes, 18 de febrero de 2019

Machico - pico do Facho - levada de Machico - vereda do Risco - pico das Roçadas - levada Caniçal.

6 de Febrero de 2019
La primera de las excursiones que hicimos en Madeira. No me preguntéis porqué, pero con alguna había que romper el hielo. El comienzo y el final es desde Machico, un pueblo al NE de la isla que cuenta con puerto y con playa, que aunque de arena artificial, es una de las pocas que hay.
♪♫ Boy Harsher - LA ♪♫
Mirador desde el pico do Facho.
Es el primer día completo que estamos en el archipiélago y ya se nos ha ido algo de tiempo en recoger el coche de alquiler y desplazarnos a Machico. Para colmo, el navegador nos ha llevado por una carretera interior con muchas curvas, lo cual ha retrasado nuestro comienzo. Dejamos el coche en uno de los párquines públicos de Machico, cerca de la ladera del pico Do Facho, aunque lo ideal es llegar con él hasta el geriátrico de la localidad, más arriba, pues hay abundante sitio.
Junto a la residencia de ancianos, empieza un sendero que ataja hasta la carretera y desde aquí subimos hasta las antenas del pico Do Facho (30'). Todo muy fácil, corto y con bonitas vistas. Pero hemos venido a andar y aún nos quedan 18 kms por delante. Bajamos por la carretera dirección NO hasta que llegamos a un cruce. Justo enfrente, dejando la boca de un túnel a la derecha, cogemos la levada que seguiremos casi 2 kms rodeando el monte del pico Castanho. Desembocaremos en una pista asfaltada, pero hay que continuar por la levada un poco más, así que allí mismo bajamos unas escaleras para continuarla 1.5 kms más, hasta que encontremos el desvío a la boca do Risco (1h 30') La senda empieza a subir adentrándose un poco más en el barranco hasta que llegamos a la Boca do Risco donde nos espera una bonita vista sobre los acantilados norte de la isla. Quedamos prendados con la panorámica. ¡Esto promete!
Comenzamos a andar. Las antenas son el Mirador del Pico do Facho.
Dejamos abajo Machico y su salida al mar
Vista desde el mirador. Se ve la pista del aeropuerto.
Bajando del mirador con las casas de Machico abajo.
Entre las viviendas, cogemos la levada.
Nos alejamos del pico do Facho y del mar.
Casas de la Ribeira Seca
En la levada.
Vamos adentrándonos en el barranco en busca de la Boca do Risco
Bajo la levada y robándole trozo a la montaña, es un buen lugar para tener un huerto.
Al fondo ya intuímos la Boca do Risco.
Vista sobre los acantilados desde Boca do Risco.
A la derecha, unos cuantos pasos antes de llegar a Boca do Risco, asciende una senda que cogeremos. A tramos, se asoma sobre los cortados o se aparta hacia el interior. Cruzamos una zona espesa de eucaliptos y poco a poco se va aclarando el panorama para tomar perspectiva sobre los siguientes pasos. La senda hay que andarla con cuidado porque está algo resbaladiza, y más cuando a nuestra izquierda tenemos amenazando el acantilado.
Recorremos el borde del pico Das Roçadas hasta que llegamos a una pista de tierra (3h). Esta baja hasta conectar con la levada de Caniçal, que recorreremos hasta presentarnos encima de las primeras casas de Caniçal (3h 30').
Ganamos altura. Al Oeste, la Ponta del Espigao Amarelo
Al Este, la Ponta de Saö Lourenço
Los cortados al océano
La senda está bien marcada, pero hay que andarla con cuidado.
El final de la isla al Este: la Ponta de Saö Lourenço
Cogemos la levada de Caniçal.
Esta es la zona menos bonita de la excursión. Nos hemos metido prisa y los dos empezamos a estar algo cansados. Entre casas vamos perdiendo metros hasta que casi casi, bajamos al mar. Como era de imaginar, ahora tenemos que tomar el camino de ascenso. Una senda (4h), parte en un antiguo puente de piedra que data del siglo XVII y va ascendiendo de manera fuerte y pesada. Aquí se nota lo muy cansados que estamos, y es que llevamos desde el punto de la mañana en danza. Pasamos por una zona donde hay cabras sueltas y donde antaño se debió de hacer alguna labor en la tierra. Ya tenemos a la vista el pico do Facho (5h). No es que queramos alargar de manera innecesaria la excursión, pero es que no hemos comido nada y en el mirador del pico do Facho había una autocaravana que vendía comida y bebida, así que una vez alcanzada de nuevo la carretera, subimos esos pocos metros en busca de una merecida cerveza que acompañará la comida que hemos estado porteando durante toda la excursión.
Nos acompaña una familia felina a sabiendas de que a los visitantes siempre se les pierde algo del pic-nic. Ya solo nos queda bajar un pequeño tramo de carretera para coger la senda que baja a Machico (5h 20') y que es la misma que hemos hecho en el comienzo de la excursión.
Bajando a Caniçal. El puerto, en continuo movimiento de carga y descarga.
Antiguo puente del siglo XVII
Tomamos altura de nuevo sobre el Océano
Un tramo de la senda antes de ver el pico do Facho
Pico do Facho. Arriba se encuentra su mirador y una autocaravana con bebida nos espera...
Powered by Wikiloc

Broto - Sarvisé - Buesa - Broto.

1 de enero de 2019
¡Feliz año! Primer día del 2019 y como no nos hemos excedido, podemos marchar a realizar un pequeño paseo por los alrededores de Broto.
Buesa desde la iglesia
Hay un camino que discurre paralelo al río Ara y que lleva hasta Sarvisé. Al comienzo y tras dejar a un lado la urbanización Nuevo Broto, pasamos muy cerca de la ermita de San Blas. No la llegamos a visitar, pero para la próxima ocasión queda pendiente, porque si pincháis en el enlace, veréis que tiene mucha historia que contar. A la izquierda hay pastos donde las vacas y sus terneros pastan a sus anchas. A nuestra derecha, siempre el río. No hay ningún tipo de desnivel y no tiene pérdida alguna. Cuando ya tenemos las casas de Sarvisé a la vista, aparece a nuestra izquierda una pista que desemboca en la carretera a escasos 100 metros de Sarvisé (45'). Todo aquí parece muy nuevo y es que la guerra civil, acabó con casi todo él.
Propongo acercarnos hasta el pueblo de Buesa y a la mayoría les encaja la propuesta. Los que no, se pueden volver por el mismo camino que han venido.
Para subir a Buesa desde Sarvisé hay dos caminos. Uno el del Quejigar y otro el del Boj. Los dos parten desde la carretera a Broto. Cogeremos el primero que es algo durillo pero muy agradable de transitar. En nada pasamos junto a la ermita de San Cristobal con unas preciosas vistas al valle de Broto. La senda entre robles y bojes llega, por medio de unos muretes, hasta la parte alta del pueblo de Buesa donde se encuentra la iglesia de Santa Eulalia (1h 25'). Una parada para descansar al sol que de nuevo nos acompaña calentando el día. Un camino empedrado cruza por un puente a la otra parte del pueblo junto al lavadero. Nos entran ganas de tomar una cerveza en el restaurante del pueblo, pero va ser que no, que sólo dan comidas, así que nos tendremos que aguantar hasta llegar a Broto. Caminando la carretera de Buesa a Broto, tomamos una pista a la derecha que, subiendo un poco, conecta con el sendero de bajada a Broto (2h 10').
Río Ara
Indicación del camino.
Ermita de San Blas.
Allí en lo alto se encuentra Buesa.
Camino que alcanza la carretera muy cerca de Sarvisé.
Casa a la entrada de Sarvisé
Valle Broto desde la ermita de San Cristobal.
Ya vemos el pueblo de Buesa.
El cementerio se encuentra junto a la iglesia.
Iglesia de Santa Eulalia en Buesa.
Otra del cementerio.
Compartiendo momento a través del móvil.
Cruzando a la otra parte del pueblo. Enfrente, el lavadero.
Curiosa casa con diversos útiles colgando en la fachada.
Chaminera en Buesa.
Inma tomando alguna foto.
Teresa y Berta.
Bajando por el sendero a Buesa.
Se cruza la carretera un par de veces.
Ruta creada y seguida:


Powered by Wikiloc

lunes, 7 de enero de 2019

Broto - Oto -Yosa - Fragen - Broto.

31 de Diciembre de 2018
Último día del año y última excursión del año. Sin coger el coche, Broto nos ofrece un puñado de posibilidades para disfrutar del monte. Elegimos una agradable excursión circular que une 4 pueblos.
Inma, Belén y Ana en la puerta de la torre.
Sin prisas para no tener que madrugar, quedamos a las 10 de la mañana ya dispuestos para salir, aunque, como pasa con grupos numerosos, salimos algo más tarde. En este caso, el que iba tarde era yo 😇, y a lo que me doy cuenta ya han tomado el camino a Oto cuando yo pensaba dejarlo para el final. Hemos cruzado el puente metálico peatonal de color blanco sobre el río Ara y alcanzamos la carretera para llegar hasta Oto. Pasamos rápido en busca del sendero que nos lleve hasta Yosa. Es muy fácil llegar siguiendo las señales de la GR 15. Me gustaría dedicarle 15 días a esta ruta prepirenaica y recorrerla de cabo a rabo entre Pont de Suert y el comienzo de los montes Navarros. Junio sería un época ideal... En fin, volviendo a lo que nos ocupa, en una cerrada curva comienza la senda desde Oto (15') siguiendo un camino entre muretes y con campos de pastos a los lados. Vamos recorriendo la margen izquierda del barranco de Yosa entre zonas de pinar y de roble. Desde la distancia se diferencia muy bien en esta época los de hoja perenne y los de hoja caduca. El repecho fuerte queda para el final, concretamente tras cruzar el barranco Fodanal, adyacente al principal. Enseguida vemos restos de la iglesia, que nos anuncia que estamos llegando (2h 15'). Nos reunimos alrededor del crucero que se encuentra descruzado en la calle principal. Se está de maravilla disfrutando de la solana y sin que corra una brizna de aire en el despoblado pueblo de Yosa. En 1970 fue abandonado cuando sólo quedaban dos habitantes.
Saliendo de Broto cruzando el puente metálico sobre el Ara
Cruzando Oto
Cogiendo el camino a Yosa.
La senda merece la pena disfrutarla.
Ya vemos las primeras casas de Yosa.
Crucero en la calle principal de Yosa.
Vista al norte de Yosa.
Dos edificaciones al sur. Arriba, el Pelopín
Continuamos la marcha hacia el norte, siguiendo las señales de GR que ahora se dirigen a Otal pero que al rato, y tras 400 metros andados, abandonamos para seguir por lo que en tiempos fue una pista y acceso principal a Yosa pero ahora se encuentra cubierta de vegetación. Salimos a una pista (2h 50') que une Oto con Linás de Broto que seguimos un corto trecho para subir a las Puntas Aguilar y Fondons. Justo antes de alcanzar esta última (3h 30'), una senda arranca entre un precioso hayedo y nos acerca hasta Fragen cruzando por un puente el barranco de Sorrosal (4h). Apreciamos los contrastes de temperatura entre las zonas al sol y las zonas umbrías, que se encuentran con blanco de la escarcha. Haremos una parada en la fuente de los tres caños y retomamos el camino pasando por la ermita de la Asunción. De los dos ramales que llevan a Broto cogemos el de la derecha, que sigue una pista entre zonas de pastoreo vacuno hasta llegar a la pradera de Pueyo. A la derecha podríamos acceder a lo alto de la cascada del Sorrosal pero si vamos hacia la izquierda una senda se precipita en continuos zig-zags hasta desembocar en Broto.
Salimos de Yosa.
La pista, que ya no es pista ni "ná"
Cruce con la pista que une Oto con Linás.
Parte de la pista
Con bonitas vistas a Cilindro, Perdido y Soum de Ramond
Subiendo por el cordal a la punta Aguilar
Cogiendo la senda que nos baja a Fragen
La senda es una delicia transitarla
Continuamos por la senda
Tras cruzar el barranco de Sorrosal. Escarcha todo el día pues aquí no le llega el sol.
Ermita de la Asunción, en Fragen.
Iglesia de Fragen, junto a la fuente de los tres caños.
Espectacular roble saliendo de Fragen por el camino del Pueyo
Vista sobre el valle de Broto
Broto
Broto
Cascada del Sorrosal.
Belén, Berta, Manolo, Inma, Santi, Juan, Edita, Imma y Mar. También nos acompañaron Ana y Dany que llegaron antes.
Ruta creada y seguida:
Powered by Wikiloc